SALUD

¿Es bueno usar fármacos para bajar de peso?

La base principal para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad, sigue siendo una alimentación sana, equilibrada y hacer una rutina de ejercicio físico diario, en pocas palabras, un cambio de estilo de vida.

Sin embargo para algunos pacientes esto no es suficientes y sobre todo no es fácil de cumplir, una alternativa que se vuelve necesaria es el apoyo farmacológico y en algunos casos el eso de fármacos esta muy justificado dados los factores de riesgo y las conmorbilidades presentes.

Se ha demostrado que la combinación  de fármacos con un cambio de estilo de vida, produce una pérdida mayor de peso, que sólo modificar hábitos, sin embargo existen muchos dilemas y dudas al respecto y la historia de la farmacología para la obesidad a estado llena de cuestionamientos relacionados a su seguridad, eficacia, abuso y efectos adversos.

NUTRILINEA

¿CUAL ES EL MECANISMO DE ACCION DE ESTOS FARMACOS?

FARMACOS PARA PERDER perder peso y tratar la obesidad

Sus principales mecanismos de acción son la supresión del apetito o la inhibición de la absorción de grasa en los intestinos. Existe una variedad de fármacos con estos efectos.

los supresores del apetito generalmente de consumo controlado; los hay también de venta libre, así como herbolarios, siendo estos  últimos poco recomendables, ya que su eficacia no se ha determinado.

¿CUALES PUEDEN SER SUS EFECTOS ADVERSOS?

EFECTOS ADVERSOS DE LOS FARMACOS

Estos efectos pueden o no presentarse o presentarse sólo uno de ellos. Entre los probables efectos de los supresores del apetito se encuentran, cefalea, insomnio, palpitaciones, taquicardia, aumento de la presión arterial o sequedad oral (se presenta con mayor frecuencia), además de crear tolerancia. 

Los que inhiben la absorción de grasas pueden presentar, durante su uso, incontinencia fecal, diarrea, flatulencias, dolor abdominal, asi como deficiencia de vitaminas liposolubles, por mal absorción.

¿CÓMO DEBO USAR LOS FARMACOS EN MI TRATAMIENTO PARA SOBREPESO U OBESIDAD?

1. Bajo prescripción y vigilancia médica.

2. Como parte del tratamiento, debiendo este incluir tratamiento nutrucional y actividad física adecuada.     Recuerda que la finalidad del tratamiento no es sólo bajar de peso, sino mantener el peso adecuado mediante un cambio de estilo de vida.

3. Durante un periodo temporal (durante el tratamiento). Si es un supresor del apetito, durante no mas de 12 semanas y si es un inhibidor de la absorción de grasa, lo puedes usar por periodos más prongados. Sin embargo se deben usar sólo como tratamiento y no como mantenimiento, ni de manera reiterada.

4. Se puede hacer  una combinación de ambos farmacos  durante el tratamiento, alternandolos.

El uso de fármacos es una alternativa eficaz, pero no lo es todo y la base principal y más importante sigue siendo adoptar estilos de alimentación y actividad más saludables.



2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *